Carro de compra | Despacho  | Contacto  |Mi cuenta  |Regístrate  
fondo
  
  Inicio | Dietas | Bajar de Peso | Nutrición | Niños | Belleza | Terapias | Estrés y Depresión | Fitoterapia | Medicina Natural | Mujer | Hombre | Sexualidad | El Té
  Buscar producto  
 
Bajar de Peso
Inhibidores de Apetito
Quemadores de Grasa
Dietéticos y Digestivos
Anti Celulíticos
Ofertas adelgazantes
Stevia
Adelgazantes x sexo y edad
Tipos de TE
Té Rojo - Té Pu-Erh
Té Verde - Té Oolong
Té Blanco
Dietéticos
TE Adelgazantes
Salud Natural
Antioxidantes
Anticancerígenos
Prevención y Defensas
Estrés y Depresión
Huesos y Articulaciones
Energía y Vitalidad
Vida Sexual
Gástrico y Digéstivo
Hipertensión-Colesterol
Diabetes
Salud General
Concentración-Memoria
Vegetarianos
CHIA
Esencias Florales
Cuidado del Cabello
OFERTAS
Tratamientos X 3 meses
Tratamientos Naturales
Promociones-Packs
Mujer
Supl. Alimenticios
Jabones naturales
Cuidados faciales
Cuidado corporal
Menopausia-Menstrua...
Niños
Suplementos-Colaciones
Jarabes
Decoración y regalos
Cuadros y Decoración
Joyas




BROCOLI, VERDURA ANTICANCERÍGENA POR EXCELENCIA

El brócoli o bróculi es de la familia de las crucíferas que se caracterizan porque sus flores tienen los pétalos en forma de cruz.
Por lo que respecta a su aporte nutricional quizás resulte suficientemente significativo que algunos estudios la califiquen como “la hortaliza de mayor valor nutritivo por unidad de peso de producto comestible”. Mayormente compuesta de agua –casi un 80%- este vegetal es también muy generoso en vitaminas y minerales. Así, es una excelente fuente de vitamina C. Se considera que 200 gramos de esta hortaliza cubren con creces las necesidades mínimas diarias de esa vitamina ya que aporta 116 mg por cada 100 gramos de brócolil. Ración que sería también suficiente para satisfacer los requerimientos diarios de ácido fólico y niacina así como dos terceras partes de provitamina A en forma de betacaroteno. Asimismo contiene vitaminas B 1 , B 2 , B 6 y E. Cabe señalar que en el brócoli los betacarotenos –pigmentos naturales que el organismo transforma en vitamina A según sus necesidades- están enmascarados por la clorofila, el pigmento más abundante en esta verdura y que también le confiere importantes propiedades terapéuticas
.

En cuanto a su contenido mineral destaca su riqueza en potasio y sus cantidades significativas de calcio, magnesio, manganeso, cobre, fósforo, zinc, hierro, selenio y azufre. El brócoli es rico en una serie de sustancias fitoquímicas cuyos potenciales efectos beneficiosos para la salud justifican el creciente interés científico por esta planta. Nos referimos, por ejemplo, a sus glucosinolatos, sustancias aromáticas contenidas en el brécol a las que se atribuyen efectos anticancerígenos además de la capacidad de eliminar microorganismos indeseables del cuerpo. Y cuando catabolizan dan lugar a otros compuestos bioactivos no menos interesantes como los indoles- que favorecen la desintoxicación del organismo ( se investiga su papel en la prevención del cáncer de mama y ovarios)- y los isotiocianatos -a los que se les considera los agentes quimiopreventivos más efectivos que se conocen y entre los que destaca el sulforafano, presente en grandes cantidades en el brécol-. Asimismo, entre esos compuestos fitoquímicos contenidos en el brócoli destacan también varios bioflavonoides -entre ellos la quercetina , que actúa como antiinflamatorio y parece ralentizar el crecimiento de algunos tipos de cáncer-, carotenos -entre ellos la luteína , una sustancia abundante en el ojo humano que actúa como protector frente al desarrollo de cataratas y que además se ha relacionado con la disminución del riesgo de padecer trastornos cardiovasculares- y fibra -a la que también se atribuyen importantes propiedades terapéuticas como veremos más adelante-. Pero antes de analizar esas propiedades detengámonos un momento en el sulforafano , el compuesto que ha convertido al brécol en una de las hortalizas más estudiadas por laboratorios de todo el mundo.

El Doctor Talalay es un científico que ha dedicado su vida a la investigación del tratamiento del cáncer en base a ingesta de verduras, el investigador elaboraría una especie de estrategia quimioprotectora que consiste en sacar partido de las enzimas de detoxificación de la Fase II del organismo , aquéllas que nuestro cuerpo produce para neutralizar tanto las sustancias químicas potencialmente carcinógenas, como los radicales libres –responsables del envejecimiento y del daño celular- antes de que puedan dañar el ADN e iniciar el desarrollo del cáncer y otras enfermedades.

como resultado de esa investigación que el doctor Talalay y su equipo aislaron e identificaron en 1992 el sulforafano –y su precursor natural: el sulforafano glucosinolato - descubriendo que este compuesto natural presente en el brócoli –en concreto emplearon la variedad llamada Brassica Oleracea Italica - es el más potente estimulador natural conocido de las mencionadas enzimas de Fase II . Además desentrañaron sus mecanismos antioxidantes y dedujeron que funciona de forma indirecta. Es decir, que no neutraliza directamente los radicales libres como sí lo hacen antioxidantes directos –las vitaminas C y E o los betacarotenos, por mencionar algunos- sino que lo logra induciendo o estimulando la actividad de esas enzimas detoxificadoras que, según explica Talalay, “actúan como un mecanismo de defensa al provocar una actividad antioxidante amplia que neutraliza muchos radicales libres haciendo el ciclo una y otra vez antes de que puedan causar el daño celular que podría llevar a mutaciones y provocar cáncer”. Aclararemos que los efectos de los antioxidantes indirectos como el sulforafano pueden además durar días pues crean una especie de “ejército” de antioxidantes preparado para neutralizar los radicales libres mientras los antioxidantes directos sólo neutralizan cada uno una molécula de un radical libre y se destruyen durante el propio proceso. De ahí que los indirectos resulten más eficaces a la hora de estimular a las células para protegerse frente a cualquier patología, cáncer incluido.

Antes los sorprendentes resultados de los más de 350 estudios publicados sobre esta sustancia han llevado a numerosos expertos a colocar al brécol –y por extensión a las crucíferas- a la cabeza del listado de los vegetales considerados anticancerígenos. Y es que gracias a esos mismos trabajos de investigación se sabe que su capacidad para combatir el cáncer no se debe sólo a su capacidad para modular las enzimas de la fase I y II sino a que también tiene actividad antiinflamatoria, antibacteriana y antiviral además de inducir la apoptosis selectiva de las células cancerosas, inhibir la formación de nuevos vasos sanguíneos que puedan alimentar al tumor y provocar el paro del ciclo celular al evitar la división en las líneas celulares cancerígenas en cánceres de colon (algunas fuentes señalan que tomar unos 350 gramos de brécol fresco a la semana resulta muy eficaz para reducir el riesgo de padecerlo), próstata, vejiga, páncreas, mama, leucemia, etc. De hecho el cáncer de mama fue el primero que abordaron Talalay y sus colaboradores.

En fin, si se decide a comprar brécol sepa que las épocas de máxima calidad son el invierno y la primavera aunque en el mercado se puede encontrar durante todo el año. Eso sí, elija siempre piezas de pedúnculos florales pequeños y compactos que sean de color verde brillante y tengan el tallo firme rechazando aquellas cuyas flores estén abiertas o amarillentas, o resulten blandos a la presión. Para conservarlo adecuadamente no lave el brécol y métalo en una bolsa de plástico perforada en el verdulero del frigorífico (un máximo de 5 días). Y cuando vaya a prepararlo para ingerir lávelo bajo un chorro de agua fría y nunca lo deje en remojo. Luego, a lo hora de consumirlo, si prefiere no ingerirlo crudo en ensalada puede prepararlo al vapor o cocerlo echándolo en agua –poca cantidad- que ya esté hirviendo durante tres o cuatro minutos. Así se reduce de forma considerable la pérdida de sustancias nutritivas (los folatos y otras vitaminas y las sales minerales son muy sensibles al calor).



Fuente: artículo extraído de Dsalud.com


GRAVIOLA PROMOCION

   
  Índice de medicina natural

  Mejorar la calidad de vida

  A - B - C - D - E - F - G - H - I - J - K - L - M - N
- O - P - Q - R - S - T - U - V - W - X - Y - Z
   
   
   
   

   
  Productos naturales

 Productos naturales complementario en tratamientos anticancerígenos


 Shiitake
 Noni
 Omega 3
 Té verde
 Linaza
   
   

             
    nutrición general   Propiedades de los alimentos
             
    Infertilidad, embarazo y lactancia   Salud y nutrición infantil
             
    El mundo del té      
             


  Mapa de Productos - Mapa de beneficios - Términos y Condiciones - Mapa del Sitio - Despacho - Preguntas Frecuentes 
La información publicada en supernatural.cl® posee fines educativos y de entretenimiento, bajo ningún punto de vista pretende ser sustituto de asesoría profesional.
Los resultados de nuestros productos pueden variar para cada caso, ya que van a depender de la persona, de sus hábitos alimenticios y su calidad de vida. Nuestros productos NO prometen resultados milagrosos y en ningún caso sustituye un tratamiento médico. Ante dudas consulte a su especialista.